19Abril

¿Resiliencia o resistencia? Informe mitigación negociada de los riesgos de deslizamiento en asentamientos informales de Medellín.

Publicado en: Home, Comuna 8

¿Resiliencia o resistencia? Informe mitigación negociada de los riesgos de deslizamiento en asentamientos informales de Medellín.

¿RESILIENCIA O RESISTENCIA? MITIGACIÓN NEGOCIADA DE LOS RIESGOS DE DESLIZAMIENTO EN ASENTAMIENTOS INFORMALES EN MEDELLÍN

Redumen ejecutivo del informe

En este proyecto se ha experimentado, y se ha desarrollado, una manera de trabajar con comunidades vulnerables en barrios populares de Colombia, con el fin de empoderar a dichas comunidades para que puedan reducir el riesgo de deslizamiento de tierras con el cual se enfrentan en las laderas que ocupan sus hogares. Se ha explorado cómo empoderar a estas comunidades ayudándoles a entender las amenazas y los riesgos existentes, creando un sistema de monitoreo de la amenaza de deslizamiento en el cual participa la comunidad por medio de investigadores comunitarios que utilizan medios de comunicación social, llevando a cabo obras de mitigación de emergencia de bajo presupuesto por medio de autoconstrucción comunitaria (centradas en el manejo adecuado de las aguas pluviales), y, de manera crucial, facilitando el diálogo entre la comunidad y las instituciones de la Municipalidad para concertar un reparto de responsabilidades y establecer estrategias conjuntas para la mitigación del riesgo de deslizamiento de tierras.

Investigadores: Harry Smith, Françoise Coupe, Gabriela M. Medero, Jose Humberto Caballero Acosta, Soledad Garcia-Ferrari, Carlos Montoya, Carlos Velásquez, Wilmar Edgardo Castro, Helena Rivera.

INTRODUCCIÓN

Este proyecto reconoce que hay un proceso de urbanización que continúa impulsando el crecimiento de los asentamientos informales en terrenos expuestos a amenazas tanto naturales como antrópicas, aumentando el riesgo particularmente entre las poblaciones de bajos ingresos, y planteando la necesidad de mejorar la capacidad de recuperación de dichas comunidades. Simultáneamente, existe un creciente reconocimiento de la importancia de la gestión del riesgo como alternativa a (o además de) la gestión de desastres. Entre los enfoques para reducir la vulnerabilidad y mejorar la capacidad de resiliencia a deslizamientos, se incluyen los planes territoriales, las buenas prácticas de construcción, sistemas de alerta temprana, la preparación de la comunidad y las campañas de concienciación, medidas para poner en común y transferir el riesgo, y las barreras de protección física (Nadim y Lacasse, 2008).

La investigación de este proyecto se desarrolla en la ciudad de Medellín, Colombia, que es testigo del crecimiento de asentamientos informales en laderas con fuertes pendientes, y con el consiguiente aumento de la vulnerabilidad y del riesgo. Las amenazas que afectan a los habitantes de estos asentamientos populares se hizo evidente en 1987, cuando en un deslizamiento de tierra, fallecieron más de 500 personas en Villatina, un barrio de origen pirata con sectores invadidos situado en la Comuna 8 de Medellín (Coupé, Arboleda y García, 2007; Coupé, 2011). Este hecho contribuyó sustancialmente a la cantidad total estimada de 784 residentes de bajos ingresos que han muerto debido a deslizamientos en Medellín durante los últimos 80 años (URBAM y Harvard Design School, 2012). Sin embargo, a pesar de la conciencia del riesgo propiciada por este evento, y de los argumentos utilizados por la Administración de la ciudad para reubicar ciertos sectores de los asentamientos informales, con base en estudios geológicos, los residentes se resisten a la reubicación y plantean que el gobierno local tiene otros motivos. Tales enfrentamientos se fundamentan en una mezcla de factores, entre los que se incluyen el miedo a la eliminación de las redes sociales existentes y de las fuentes de subsistencia; la desconfianza hacia las instituciones, alimentada por la percepción de un doble rasero dado que ciertos edificios “formales” están permitidos en las laderas (UVAs y Bibliotecas, por ejemplo); la prioridad que se da a otras demandas de infraestructura y servicios; y, posiblemente, la influencia de los grupos armados que están detrás de gran parte de la asignación informal de tierras.

Por lo tanto, el proyecto aquí presentado se propuso explorar las posibilidades y la aceptabilidad de estrategias de reducción del riesgo de deslizamiento de tierra en asentamientos informales desde las perspectivas comunitarias y estatales; comprender los obstáculos a esa aceptabilidad y las razones por las que surgen barreras; e identificar alternativas viables desde un punto de vista político y práctico, dentro de un contexto más amplio y complejo de riesgo social y físico.

Esta meta se ha alcanzado a través de actividades que han abordardo tres objetivos interconectados:

OBJETIVO 1:

■ Explorar las percepciones de riesgo y narrativas relacionadas con el mismo dentro de la comunidad y entre los organismos pertinentes del sector público, y las consecuencias de tales percepciones y narrativas para la adopción de estrategias y acciones de mitigación de riesgos.

OBJETIVO 2:

■ Ensayar a través de pequeños proyectos piloto, técnicas autogestionadas (gestionadas por la comunidad) de monitoreo y mitigación de riesgos de deslizamientos en asentamientos informales, que puedan ser desarrolladas a una escala más amplia a través de investigadores y formadores de base comunitaria, y que se centren respectivamente en el ámbito de la comunidad y del hogar individual.

OBJETIVO 3:

■ A través de un proceso de colaboración, identificar las vías y los mecanismos para desarrollar un proceso sostenible de co-creación de una estrategia de la mitigación del riesgo, y su implementación, a través de la concertación entre las comunidades de los asentamientos informales y los organismos estatales pertinentes a diferentes escalas, a partir de las lecciones aprendidas a partir de las actividades llevadas a cabo para cumplir con los objetivos 1 y 2.

Las actividades desarrolladas para lograr estos objetivos se centraron en un barrio, localizado en la parte alta de la zona centro-oriental de Medellín, en la Comuna 8 de Medellín llamado Pinares de Oriente. Está situado entre las curvas de nivel 1.738 y 1.824 m.s.n.m., cubre 1.52 hectáreas, y está habitado por 180 familias, aproximadamente 800 habitantes, el 80% de los cuales son víctimas del conflicto social y armado interno que ha atravesado Colombia. Según el Plan de Ordenamiento Territorial Municipal, parte del barrio Pinares se encuentra sobre suelo de expansión para mejoramiento integral; y otra por fuera del perímetro urbano, es decir sobre suelo rural. La quebrada La Loquita 1 atraviesa el asentamiento, pero sólo transporta agua en periodos de intensa lluvia. La Municipalidad ha identificado en el barrio una zona sin riesgo en la parte baja, una zona de riesgo mitigable, y una zona de alto riesgo no recuperable, que coincide con la zona por fuera del perímetro urbano, donde se ubican aproximadamente 70 familias.

Ver el informe completo 

Leave a comment

You are commenting as guest.