22Abril

Memorias en Diálogo: 5 años aportando a la construcción de paz desde los territorios

Publicado en: Home, Memorias en Diálogo, Medellín

foto portada

Memorias en Diálogo es un escenario colaborativo y participativo de trabajo - organizado a manera de plataforma - integrado por la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ-YMCA), la Corporación Convivamos, la Corporación Picacho Con Futuro, la Corporación Pulp Movies, y la Corporación para la Comunicación Corporación Ciudad Comuna, el cual pretende dinamizar acciones tendientes a la construcción de Memoria y el fortalecimiento de iniciativas de Paz territorial en la ciudad de Medellín.

Desde el año 2014 –acudiendo a la amplia experiencia éstas organizaciones en los temas de Memoria, Derechos Humanos, territorio, participación y construcción de paz- se han desarrollado acciones territoriales de formación sociopolítica, construcción de conocimiento y movilización a partir de 3 ejes temáticos. El primero se refiere a las Memorias del territorio, allí se proponen ejercicios para la recuperación de relatos sobre el poblamiento, la organización comunitaria y la construcción de los barrios populares. El segundo, Memorias de Convivencia y Construcción de Paz, que pretende evidenciar y fortalecer las iniciativas emprendidas por las comunidades y organizaciones para tramitar conflictos y crear condiciones para la Paz en los territorios. Finalmente, se plantea el eje de Memorias de Resistencias Noviolentas con el fin de visibilizar las acciones emprendidas por los diferentes grupos poblacionales para enfrentar las dinámicas de conflicto armado en los territorios. 

Como articulación comunitaria, hemos promovido espacios de formación sociopolítica como talleres, cineforos, intercambio de experiencias; de igual manera,  estrategias de movilización comunitaria como asambleas comunitarias, recorridos territoriales, dialogos intersectoriales y Festivales Comunitarios de Memoria; por último, se han desarrollado procesos de creación y generación de conocimiento como galerías fotográficas, video clips, cartillas pedagógicas y cartografías sociales sobre procesos de Memoria y resistencia en los territorios. Actualmente el proceso avanza hacia la consolidación de una “agenda comunitaria de Memoria y construcción de Paz” que busca fortalacer y posicionar en el escenario nacional las acciones desarrolladas por las organizaciones sociales y comunitarias para contribuir al propósito de la convivencia pacífica y la Paz en las comunidades.               

 Memorias en Diálogo surge como alternartiva para la superación de varias necesidades. Por un lado, la nececesidad de mayor intercambio, comunicación y construcción colectiva entre diferentes procesos sociales, entre organizaciones artísticas, comunitarias, de comunicación alternativa y de víctimas. Esta necesidad pasa, necesariamente, por una caracterización de las poblaciones con las que el proyecto ha venido trabajando y las organizaciones a las que pertenecen. Este hecho hace pertinente proponer escenarios de encuentro mediados por el diálogo, la reflexión y el análisis, que permitan afianzar el relacionamiento y la solidaridad entre movimientos comunitarios y pocisionar los relatos y las perspectivas de comprensión sobre los fenómenos y problematicas que afectan a las poblaciones; además, enaltecer los ejercicios de organización que han contribuido a la superación de las condiciones de exclusión y conflicto armado en la ciudad de Medellín.

Otra necesidad, que sustenta politicamente el proyecto es la de estimular la generación de relatos sobre el contexto a partir de varias herramientas y dispositivos narrativos, que involucren la creación de historias y visiones sobre el conflicto armado sociopolítico y sus violencias, la reconciliación y la resistencia noviolenta. Esta construcción de relatos permitirá complementar la labor de interpretación más allá de la introspección que generan la conversación y el diálogo, hacia una interpretación que escenifique y narre esas memorias desde la perspectiva de los actores comunitarios y experiencias colectivas.

Asimismo, la iniciativa responde a la necesidad de fortalecer la capacidad de movilización comunitaria, y cualificar las perspectivas de análisis sobre las problemáticas asociadas al conflicto armado y la exclusión. Finalmente, la mas importante motivación y necesidad que sustenta el proceso es el fortalecimiento de escenarios, estrategias y alianzas que contribuyan a una mayor incidencia desde los ámbitos políticos, sociales y culturales de cara al contexto nacional de superación del conflicto armado y dinámicas de construcción de Paz desde los contextos locales.

En sus 5 años de existencia, Memorias en Diálogo a contribuido al fortalecimiento de las iniciativas  y dinámicas de construcción de Paz y Memoria de las comunas de Medellín, generando escenarios abiertos al diálogo, formación política  y creación de narrativas y sentidos de la memoria que han tejido vínculos entre organizaciones comunitarias,  de víctimas, colectivos artísticos, actores políticos y académicos.

 En el escenario del pos-conflicto en Colombia, Memorias en Diálogo tiene como retos:

  • seguir construyendo propuestas para respaldar los procesos de Paz en Colombia e implementar estrategias para contribuir a la convivencia pacifica en los entornos comunitarios.
  • Fortalecer los escenarios de diálogo de saberes para la reconstrucción y apropiación social de la memoria en los territorios, la visibilización de experiencias de convivencia y resistencia no violenta.
  • Fortalecer espacios de articulación política y movilización social que potencien la incidencia de organizaciones y procesos sociales en la construcción de agendas y políticas públicas para Medellín sobre memorias, territorios y construcción de paz.
  • Posicionar las iniciativas comunitarias de Memoria y construcción de Paz en escenarios locales y municipales mediante estrategias de comunicación y opinión pública.

Memorias en Diálogo reivindica la construcción de referentes y conceptualizaciones sobre la memoria que emerjan de los saberes y las experiencias vivenciales que desarrollan las organizaciones sociales en los territorios, desmarcándose de esta forma de las visiones hegemónicas que definen el concepto de memoria desde ámbitos institucionales y académicos que generalmente marginan y desconocen las reflexiones con sentido local. El último manifiesto de reflexión sobre la memoria construido por el proceso en el año 2016, llama la atención sobre la importancia de promover el reconocimiento de nociones emergentes que aún no son visibles en la agenda nacional de construcción de paz, destacándose los conceptos de paces plurales, paces desde el barrio, memorias localizadas, y acuerdos desde el barrio, reconociendo los siguientes ámbitos para la construcción de la memoria local[1]:

La memoria como acción de resistencia: Reivindicaciones de la memoria como proceso y forma de lucha comunitaria, como alternativa para la construcción de identidad y arraigo territorial, abarcando infinidad de sentidos reivindicativos, en los que se reconocen y abrazan las luchas por las memorias de las víctimas de la guerra, las memorias de los movimientos por la dignidad, las memorias que nos ayudan a tejer los hilos des-tejidos por las violencias, las memorias de la organización comunitaria que aportaron a la construcción autogestionada de los barrios.

La memoria como construcción retrospectiva: La memoria se construye con la gente, es una retrospectiva de la paz encarnada en personas y procesos que generaron verdaderas alternativas de convivencia en medio de la guerra histórica en los barrios, la memoria es itinerante, pero también es localizada, tiene arraigos, raíces históricas que no pueden ser invisibilizadas por los nuevos relatos de la paz.

La memoria como narrativa social: La memoria es la voz de las comunidades, su propia narración. Representa la diversidad y heterogeneidad de los relatos desde los cuales se documenta el sentido y el valor histórico de las luchas sociales.  Por eso la recuperación de la memoria requiere la participación y el reconocimiento de grupos y sujetos que hacen memoria desde contextos diversos.  La memoria es en la actualidad un escenario de disputada, de tensiones, porque hay intereses políticos mezquinos que solo pretenden imponer un único relato. Los actores territoriales resisten al poder del gran relato desde los saberes locales, interpelando las narraciones hegemónicas desde la creatividad, apropiando múltiples dispositivos y formatos para poner en circulación la memoria, para que fluya y se propague.

El derecho a la memoria: Se reivindica el derecho a hacer memoria, a reconocer los aportes como organizaciones y procesos sociales para la transformación de la realidad de los territorios y para construir condiciones de equidad y justicia en las comunidades no desde discursos de paz, sino desde experiencias de vida, de unidad y de trabajo articulado desde los movimientos comunitarios de base. 

La construcción de la dimensión simbólica de la memoria: Desde las reflexiones sobre la memoria, pretendemos incidir en la transformación de los simbólicos de la guerra. Allí donde surgen procesos fuertes de construcción de memorias, las comunidades encuentran fortaleza para rechazar la guerra y el accionar de los grupos armados. La memoria incide positivamente en la construcción de imaginarios sociales que contribuyen a instaurar nuevas subjetividades que desestimen las prácticas violentas y potencian la solidaridad y el afecto, proponiendo escenarios de esperanza para el porvenir.

En este camino de construcción de las memorias de nuestro presente, y de recuperación de las memorias locales en medio del conflicto social y armado colombiano, y en el escenario de esperanza que nos plantea el post-acuerdo, nos asisten más preguntas que claridades, dejándonos como reto un arduo camino en pro de la construcción de autonarraciones situadas, en el que tendremos que trabajar para producir sentido y reflexión en relación a estas preguntas: ¿Cómo preservar las memorias? ¿Qué memorias hay que preservar?, ¿para qué, para quien preservarlas? ¿para sus desinteresados protagonistas? ¿para nuestros museos y exhibicionistas? El reto es inmenso pero apasionante.

Más información

Facebook: Memorias en Diálogo

https://memoriasendialogo.wordpress.com/

 

[1] Retoma elementos del manifiesto por las memorias comunitarias realizado por el proceso de Memorias en Diálogo en Noviembre del año 2016.

Leave a comment

You are commenting as guest.