25.JUL.2012

victimagr

La ciudad tiene el mayor número de afectados en el país por los grupos armados, en proporción al total de sus habitantes. Las cifras fueron dadas a conocer por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Alcaldía. Por JORGE IVÁN POSADA | Publicado el 25 de julio de 2012 El 10,4 por ciento de las personas que viven en Medellín son víctimas de los grupos armados. Es decir, 250 mil habitantes de los 2 millones 400 mil que hay en la ciudad.

La cifra fue establecida por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Administración Municipal, que indagó el número de afectados inscritos en el Registro Único de Población Desplazada, los atendidos por la Oficina de Atención a Víctimas y aquellas identificadas por la Ley de Justicia y Paz.

Cifras que arrojan otra grave conclusión: Medellín es la ciudad del país con el mayor número de víctimas en proporción a su número de habitantes. En Bogotá, con 7 millones 300 mil habitantes, el 4,7 por ciento de su población es víctima del conflicto armado.

El reto de identificar el grueso de la población afectada por los grupos armados fue abordado por la Alcaldía a partir de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011), que demanda la creación de los "planes de acción para la atención y reparación integral a las víctimas".

Plan elaborado y acordado entre las distintas organizaciones sociales, ong, movimientos de víctimas y distintas instituciones que trabajan alrededor de la atención a esta población, declarada como vulnerable por la Corte Constitucional.

En la ciudad, el 80 por ciento de los identificados fueron desplazados forzadamente por las Farc, el Eln, los paramilitares y en algunos casos por el Estado. "Esa cifra es una aproximación muy real del número de personas que han sido víctimas por el conflicto armado. A ellas se les dará un tratamiento integral en todos los procesos en los que estamos interviniendo", dijo Yomar Benítez, subsecretario de D.H.

"Esta cifra es muy grave, indica que hay una violación constante de los derechos humanos. Se deben restablecer los derechos a estas personas, por eso es importante este plan, que se debe articular entre todas las instituciones", dijo Carlos Arcila, director de la Mesa de D.H. del Valle del Aburrá. Sin embargo, Silvia Quintero de la Mesa Departamental de Víctimas, dijo que "esta cifra no es alarmante, pero sí desconsoladora porque indica que la reparación es muy difícil". Tomado de El colombiano, julio 25