23.MAY.2012

confrontacion-comuna-8

Se acrecienta la confrontación armada en la Comuna 8, la ciudadanía se encuentra presa de pánico y el estado ha sido incapaz de garantizar los derechos humanos de la población civil.

En los últimos años ha venido en ascenso los brotes de violencia y enfrentamientos entre grupos armados de diferente índole en algunos barrios de la comuna 8. Barrios como La Sierra, Villa Turbay, Las Mirlas y Villa Lilliam, han sido víctimas de esta guerra por más de un año¸ y pese a las acciones de la comunidad por promover la convivencia, no se vislumbra el final del conflicto, por el contrario, este se acrecienta y amplía los territorios en confrontación. Desde hace veinte días, la guerra se ha tomado las calles de los barrios Las Estancias, San Antonio, Villatina y Santa Lucía, en la comuna 8, y Barrio de Jesús en la Comuna 9, y especialmente la última semana, se presentan enfrentamientos sin antecedentes, que llenan de zozobra a los aproximadamente 30.000 habitantes de este sector de la ciudad.

Las autoridades municipales expresan a través de los medios que se trata del enfrentamiento entre dos grupos delincuenciales (La Sierra y La Granja) por el control de rentas ilegales, y que la fuerza pública adelanta las acciones necesarias para garantizar la seguridad de la ciudadanía. Sin embargo en las voces de los habitantes, se evidencia la participación de múltiples combos con una gran cantidad de armamento sofisticado, asociados a estructuras criminales de gran poder que estimulan y financian estas guerras. Comentan, como de forma directa se intimida a la población para que no se desplace de un barrio a otro, aseveran que la policía hace algunas rondas o reacciona a los enfrentamientos, pero no ha establecido puestos de control o acordonamientos para garantizar la seguridad en esta docena de barrios del oriente de la ciudad.

Entre las muchas informaciones que corren voz a voz, se destacan: la presencia de francotiradores, apostados tanto en las laderas de la comuna 8 como desde la comuna 9; la amenaza de destruir con explosivos los puentes peatonales que conectan ambas comunas, y el constreñimiento al normal desarrollo de actividades educativas, culturales, deportivas y comerciales en la zona. Ya la I.E. Vida para Todos ha suspendido sus actividades, con lo que 2100 niños y jóvenes ven vulnerado su derecho a la educación. Aproximadamente 120 establecimientos comerciales han modificado sus horarios, acarreándose pérdidas y por consiguiente afectando el sustento de empleados y propietarios. Se han suspendido oficios religiosos en las noches por temor a los cruentos enfrentamientos, que ya dejan 8 personas asesinadas (3 adultos y 5 jóvenes), y un número indeterminado de heridos. La Escuela del Deporte que funciona en la Unidad Deportiva de Las Estancias, y la Escuela Artística que presta sus servicios en la Casa de la Cultura, también se han visto obligadas a suspender su trabajo ante la inasistencia provocada por el miedo que siente la población, frente a la demarcación de fronteras territoriales claramente definidas. Incluso la inspección Municipal 8B ha comenzado a cerrar más temprano.

Desde la plataforma COORDINACIÓN COLOMBIA EUROPA ESTADOS UNIDOS -CCEEU- RECHAZAMOS todas las acciones armadas, de intimidación y coacción que vulneren los derechos de la población civil, y DEMANDAMOS del Estado atención inmediata para garantizar la vida, seguridad y goce de todos los derechos de los habitantes de esta zona de la ciudad, sin subvalorar la gravedad del conflicto, y evitando la CRISIS HUMANITARIA que se vislumbra. CONVOCAMOS a las organizaciones sociales, los líderes comunitarios, las instituciones públicas y privadas, las comunidades religiosas, y la población en general, a unirse de forma cívica, en una sola voz en DEFENSA DE LA VIDA y el RECHAZO DE LA VIOLENCIA EN TODAS SUS MANIFESTACIONES.


Nodo Antioquia
Coordinación Colombia Europa Estados Unidos - CCEEU -