22Abril

Asambleas Comunitarias de Memoria

Autor: Carlos Amórtegui / Equipo Visión 8 Publicado en: Home, Ciudad Comuna, Medellín, 2015

Asambleas Comunitarias de Memoria

Las Asambleas Comunitarias de Memoria se proyectan como espacios de deliberación y construcción política entre los actores comunitarios de diversos territorios en relación a la memoria, las resistencias sociales a megaproyectos de transformación urbana, la realidad de las víctimas, la paz comprendida desde los territorios y los actores comunitarios, y los procesos de organización comunitaria que representan un tejido vivo que transforma y resignifica el territorio. Estas Asambleas se desarrollan en el marco del proyecto Memorias en Diálogo, un espacio de conversación y construcción colectiva alrededor de la memoria, con actividades en las comunas 1, 6, 8 y 13 de Medellín, y en el que se articulan la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ), la Corporación Picacho con Futuro, la Corporación Con-Vivamos, el Museo Casa de la Memoria, Pull Movies y la Corporación Ciudad Comuna.

Aquí, algunas reflexiones en torno a las Asambleas en las comunas 1 y 13:

 

Asamblea en la comuna 13 (San Javier)

“Memoria en la construcción de paz en los contextos locales”

Son ya las 5:40 de la tarde del 14 de abril. Desde la entrada de la Escuela Monseñor Perdomo se pueden apreciar a unas cuantas personas que hablan, aparentemente conversan sobre los distintos devenires que dejó el pasó del día en la vida de cada una y cada uno de ellos. Al entrar al auditorio de esta institución, uno se puede percatar que la realidad es totalmente distinta a la que se imagina.

Aunque anochece y hace frío, una pequeña población se reúne para dialogar sobre los contextos de paz que se desarrollan al interior de su territorio. “Somos pocos pero no por ello somos menos o más importantes que lo demás; todos juntos somos una pieza fundamental para la memoria”, expresa Julián Marín quien fue partícipe de lo que fue la primera Asamblea de Memoria en la comuna 13.

Hablar de derechos humanos y resistencia es evocar un pasado, un pasado que para muchos puede resultar doloroso en el ejercicio de recordar ese “infierno” el cuál tuvieron que enfrentar sin piedad algunos de los habitantes de esta comuna: “tratar las temáticas relacionadas con la memoria es verse obligado a tocar (sic) esos hechos victimizantes y despiadados que tanto nos marcaron. Aunque nos duela, es importante tenerlos presentes para que jamás vuelvan a pasar”, afirma la lideresa comunitaria Luz María Jaramillo. Si bien es cierto que en un tiempo pasado la comuna San Javier fue brutalmente golpeada por la violencia, también es cierto que actualmente este territorio dejó de ser cuna de hechos desgarrantes, cambiando así el imaginario social de la 13 como un lugar predispuesto para la muerte. “La memoria dignifica, la memoria delibera. La memoria es un instrumento que se focaliza por la no repetición y por la justicia social”, cuenta una vez más Marín.

 

Paz y memoria: un reto por realizar

Construir un territorio de paz y preservar la memoria como una herramienta de evolución social es un reto verdaderamente complejo, pero para los habitantes de la comuna 13 estas metas dejaron de ser sueños para convertirse en una realidad cercana que se materializa en hechos concretos mediante las acciones populares. “Es a través de las múltiples movilizaciones, agrupaciones y demás gestos en pro del territorio que evolucionamos en un panorama de igualdad de derechos y no repetición”, asevera Hernando Hernández habitante de la comuna.

Mientras el conversatorio se desarrolla sin inconveniente alguno, una mujer de estatura media llora en silencio. Sin ser invisibilidad, cuenta abiertamente su historia: “estos encuentros me afectan porque me hacen recordar a mi hija la cual pereció en un enfrentamiento armado, pero acepto que también estos encuentros contribuyen con la mitigación social”.

Lo que queda del éxodo de guerra en Medellín se ha ido desvanecido paulatinamente; a cambio de ello son los movimientos comunitarios los que de forma directa han contribuido con cambiarle el rostro a “Bella Villa”. Finalmente, la comuna San Javier es una clara muestra de lo que el empoderamiento social pacífico y colectivo puede lograr en un contexto que fue gris y desolador en un tiempo no muy lejano.

 

Asamblea en la comuna 1 (Popular)

Contextos de paz

¿Cómo hemos vivido el conflicto en nuestras vidas? “Personalmente lo he vivido con temor hacia los ataques de la chusma como se le denominaba desde los años 50 a la guerrilla. Temo que le pueda pasar algo a mí o a mi familia”, cuenta Ramiro Giraldo habitante de la comuna 1 (Popular) en lo que fue la primera Asamblea Comunitaria que se realizó el pasado 18 de abril en esta comuna.

Puntualmente, esta es una pregunta que todos los habitantes de esta ciudad deberíamos hacernos al menos una vez en la vida, puesto que como afirma Yerson Kanábico -habitante y líder juvenil de la comuna 1- “todos somos víctimas, uno directos, otros, indirectos pero al final de la cuenta todos padecemos este mismo mal”.

Desarrollada en las instalaciones del Centro Comunitario Mario Montoya García, la Asamblea cuya temática principal fue los contextos de paz en el territorio, tuvo como actividad central el desarrollo de un libro de bolsillo donde cada asistente respondió la pregunta que para algunos es de las más difíciles en acertar respuesta: ¿Cómo hemos vivido el conflicto en nuestras vidas?

“Yo lo he vivido con dolor, con sufrimiento. Uno quisiera ponerle un trapo encima y ocultar todo, pero es imposible; hay que enfrentar la vida como es. Responder a esta pregunta que tanto dolor me da es difícil, pero pienso que es necesario hacerlo por la tranquilidad de una”, expresa abiertamente una de las presentes mientras exhibe su libro. Por otro lado, es importante mencionar el debate que se generó en el momento en que se socializaba la actividad anterior. La nueva pregunta que queda es ¿Quién o quiénes generan el conflicto? “Muchas veces son los mismo jóvenes quienes se enfilan en este embrollo por la falta de oportunidades, por el hambre y el desempleo. Que no me vengan con esas, porque de ser así yo hace rato hubiese estado metida en todo eso”, asevera con firmeza Martha Marulanda lideresa en la comuna Popular.

Con gran creatividad, los habitantes de la 1 que se encontraban allí reunidos enseñaron sus creaciones que con gran creatividad decoraron, haciendo de su pasado doloroso una obra de arte para admirar y reflexionar sobre los distintos procesos coyunturales que surgen a propósito con las acciones en pro de la paz.

Finalmente el encuentro concluyó con la peña cultural desarrollada en la placa polideportiva del parque de Villa Guadalupe, lo que dio fin al Festival Con-Vivamos, 25 años de palabra y acción comunitaria; una semana llena de una agenda con temas políticos, culturales y comunales con los que se buscaba celebrar el tiempo de fundación y de acción de la Corporación Con-Vivamos como entidad no gubernamental militante por la igualdad, los derechos humanos, la memoria y el territorio.

 

Leave a comment

You are commenting as guest.