28Marzo

Diversidades en memorias

Autor: Alba Lucía Gañán / Equipo Visión 8 Paola Gutierrez / Ciudad Comuna Publicado en: Ciudad Comuna, Home, Comuna 8, Medellín, 2015

Diversidades en memorias

Por: Alba Lucía Gañan Pérez - Paola Gutiérrez

“A veces los espacios y la ciudad misma se convierten en una cárcel, donde es imposible expresarse con libertad y ser realmente uno mismo. Ser agredida en la calle me parece cosa tan normal, que cuando no ocurre lo extraño”- expresa Daniela García, perteneciente al colectivo Antioquia TRANS y ponente en el Foro de “Diversidades sexuales, identidades de género e incidencia política” realizado el pasado 21 de marzo en el auditorio del Museo Casa de la Memoria.

Este Foro es el evento de cierre de un proceso de intercambio en el que han participado colectivos de la ciudad de Medellín y experiencias a nivel nacional desde el pasado jueves 19 de marzo, y cuyo objetivo fue el de generar escenarios de diálogo y reflexión en torno a la diversidad sexual y de género mediante un proceso de construcción colectiva y colaborativa, con la participación de representantes de colectivos de diversidad sexual y de género con amplio reconocimiento en el país.

Como participantes del espacio estuvieron Hernando Muñoz, representante de la ONG Colombia Diversa, Luis Fernando Leal, de la Corporación Caribe Afirmativo, Valeria Metaute - “Alondra”, activista trans del municipio de Sopetrán, Daniela García, integrante del Colectivo Antioquia Trans, y Lina María Zuluaga, coordinadora del Observatorio de Seguridad Humana de Medellín, quienes acompañaron el espacio como experiencias invitadas. La cuota local estuvo a cargo del colectivo Conexión Diversa, con la intervención de Mauricio Agudelo, y de la Mesa LGBT de la comuna 8, con representación de John Restrepo.

Las intervenciones de las experiencias se compartieron en clave de la incidencia política, sostenibilidad organizacional, trabajo articulado que constituyen acciones afirmativas para avanzar en la conquista de la participación y la inclusión de la población LGBTI.

Algunos pronunciamientos claros, como el de Daniela García, ejemplificaron temas como la inclusión al decir que “no me basta con tener cosas de mujer, como muchas otras que las tienen, yo si tengo que decir por qué soy mujer. Tengo que justificar el por qué lo soy y tratar de convencer a los demás de que así lo soy; y a veces ni yo misma sé cómo defender esa posición. Porque contrario con la forma que se ha dicho que debe ser una mujer, considero que no hay una única forma de serlo y por lo tanto también desde esa perspectiva deseo que se me abra la posibilidad de ser incluida como tal. Se que me he propuesto una tarea muy difícil pero considero primordial para alcanzar ese ideal que la sociedad se atreva a desembarcarme o a dejar de decirme que soy lo que soy por lo que hay entre mis piernas”.

Al respecto se pronunció también Valeria Metaute, mujer trans que actualmente es candidata a la Alcaldía del municipio de Sopetrán. Alondra sugirió en su intervención que es importante que la comunidad trabaje en redes y sin rivalidades y que conocer sus derechos es fundamental para escenarios más incluyentes.

Las experiencias locales en esta ocasión hicieron un énfasis en la importancia de formar en temas de diversidades sexuales. Así se propuso que “no basta trabajar solamente con los estudiantes, pues no sirve de nada sensibilizar a un chico, si cuando llega a la casa va a seguir sintiéndose rechazado; o si en el salón de clase los compañeros y el maestro siguen discriminándolo. Por lo cual, es necesario capacitar y sensibilizar a todos los actores que hacen parte de la comunidad educativa” afirmó Mauricio Agudelo, activista por los derechos de la población LGBTI y actualmente coordinador del colectivo Conexión Diversa.

A propósito de re educar en estas temática, la Mesa LGBT de la comuna 8, a nombre de John Restrepo, sostuvo que una iniciativa para cumplir este propósito ha sido “evolucionar y proyectarnos a la ciudad, para reconocer y articular todas las acciones que se adelantan en la academia desde lo social, cultural y artístico, generando un movimiento encontrado más desde la lucha que de los discursos juntando los objetivos que permita transcender y lograr que las políticas públicas tengan el impacto que deberían tener en la ciudad y en el territorio”.

En cuanto a las intervenciones nacionales, Luis Fernando Leal de Caribe afirmativo explicó que hay mayores niveles de violencia en el Caribe que en Antioquia, pues en el Caribe predomina un contexto homofóbico. Habló del derecho a vivir sin miedo y de la posibilidad de vivir con dignidad, lo cual se ve en peligro por las amenazas que le hacen a los seres humanos y especialmente a la población LGBTI.

Para esto propuso que “hay que hacer uso de los mecanismos de protección sin requerir de un abogado, porque gracias a la constitución de 1991 cada persona puede defenderse y hacer valer sus derechos; es importante generar ejercicios inmediatos para garantizar el conocimiento y dominio de los mecanismos de exigibilidad por parte de los ciudadanos”. De esta manera sugirió que la seguridad es una consecuencia no un objetivo para encajonar un grupo. Hablar de una seguridad humana dentro de una comunidad, es hablar de una seguridad multi intersectorial que entiende al ser humano como sujeto integral para moverse y tener un servicio completo de seguridad humana.

A propósito del tema, Lina Zuluaga, antropóloga y coordinadora del Observatorio de Seguridad Humana explicó que con esta nueva perspectiva se incorporan siete dimensiones sobre la seguridad: la económica, la alimentaria, la comunitaria, la política, la personal, la ambiental y la de salud. Según Lina, en la investigación realizada por la organización, “se percibió que las dimensiones que son más vulneradas en la población LGTBI son la dimensión de salud y personal, también aparece muy fuertemente afectada la dimensión económica, debido a los bajos ingresos económicos, al bajo nivel educativo y al desconocimiento de los derechos”.

Finalmente, las ponencias culminaron con la intervención de Hernando Muñoz, de Colombia Diversa. Aseguró el activista que “antes de las organizaciones son las personas, por eso es muy importante reconocerle los procesos a las personas” con esto aludió al trabajo de las comunas, porque se concretan y se articulan con las organizaciones. De aquí la importancia de hacer incidencia política, para cambiar imaginarios que estigmatizan históricamente a la comunidad LGBTI.

Este espacio intentó responder a la necesidad de organización de los colectivos de diversidad sexual y de su empoderamiento como actores políticos protagonistas de la transformación del territorio. Esta necesidad también planteó la posibilidad que tienen las organizaciones de participar en las decisiones que impactan los territorios (que en la actualidad son mínimas), y por ende se requieren escenarios multisectoriales para crear una agenda pública que incida en la construcción de escenarios de reivindicación de derechos.

Leave a comment

You are commenting as guest.